domingo, 3 de agosto de 2008

No te pelees "por mi causa"...Oh, no.

No debería sonreír al respecto, o al menos tengo la sensación que no debería hacerlo: Albericoque se peleó "por mi causa" hace unos días, en Pucusana; o mejor dicho por causa de la represión e irrespeto de este grupo de sujetos o visto de otra manera porque se metieron con mi trasero de manera comunal, o más bien coral , pues uno lanzaba algún apelativo y los otros secundaban con cánticos ebrios y balbuceantes, corolado todo de risas de cañazo.

El asunto es que se dió unos cuantos puñetes, cabezazos; le jalaron el cabello además, aprovechándose de sus mechas largas (y algo escasas.)

Digamos que una mujer peruana o limeña al menos, está un poco más habituada a ignorar los hirientes piropos que los hombres nos lanzan como flechas (cuando una transita por la adolescencia más de una acierta y atraviesa nuestro cuerpito mujeril), pero hay un nosequé que ustedes, seres masculinos no soportan; se trata de respeto dirán; sí, pero no solamente es eso; es como un ataque a la masculinidad, que frente a las narices de uno, los congéneres espeten lascivias a tu mujer... y bueno a nosotras, al menos a mí, me produjo indignación, cólera, frustración, pero también me dejó una sonrisita giocondesca interna, un gustito porque él se peleó por mí y por las carnes de mis posaderas.

Yo que siempre me alucino super neutra y no partícipe de características consabidamente femeninas (feminoides), me descubrí orgullecida ante esto. Bueno pues, uno se conoce en el camino.

P.D: Ya antes un ser masculino se había peleado por mí, pero admito sinceramente que no fue causa de orgullo; pues le pegó a un amigo suyo con el que yo reía y conversaba; después de tumbarlo en el piso, gritó: ¡Esta es mi mujer, no la toquen, carajo! Acto seguido vomitó. Es de suponer que me avergoncé mucho, tanto que la vergüenza mató mi amor de dieciocho años.

5 comentarios:

Imberbe_Muchacho dijo...

de mal gusto pelearse, siempre que no sea por una mujer. La gente cuando esta ebria se envalentona como no sabes, es como tener un blog, por blog icen uy la vela verde,. pèro luego...si yo te contará
Auqneu suene tal vez hasta machista, es necesario muchas veces "hacerse respetar" sobre todo frente a aquellos que dicen no respetar nada

Vinchi dijo...

Debo decir que las peleas me ponen de mal humor... Pero "que lance la primera piedra" la chica que no se ha quedado medio sonriente porque se hayan peleado por ella.
La única vez que se pelearon por mí me puse histérica y quise patearles la cabeza a los dos, pero luego me di cuenta que me habían hecho sentir importante aunque sea por un ratito, después dejé de hablarles por un par de semanas, pero ahora son mis amigos otra vez...

Miss Julia dijo...

Imberbe, cómo es ese asunto el blog...el hacerse respetar a veces es necesario, sí; aunque en ocasiones pienso en que ni se debe invertir algún tipo de energía en algunos seres beodos.

Vinchi, dime si no a pesar de q te en algun momento te llega al ... el que dos tipos se saquen la ñoña por mero orgullo, la sonrisita posterior se enquista en la cara de una cual rictus placentero. Te quiero mucho prima, mi sangre, mi familia.

Anónimo dijo...

eres mi causa, la del pecho, la que alimenta, causa hecha en casa y con mis manos te hago, y aunque no se cocinar muy bien... tu ya sabes...

Miss Julia dijo...

Te amo, te extraño, eres mi alimento también.