domingo, 31 de agosto de 2008

No-Helden



Un hombre camina através de una calle humedecida de Lima, son las doce de la noche y él, junto con otros espectros hermanos avanzan levitando por medio de la pista; los sonidos de la avenida Alfonso Ugarte se aislan ante la presencia de estos magníficos vampiros, los veo y mi mente se puebla de imágenes obscuras, sangrientas, llenas de música y placer. Finalmente llegan a la cola para entrar a la NO-HELDEN. No me dirigen palabra alguna, pero sí una mirada rápida, floja y desaprobatoria a mi chompita verde; no soy negra impoluta, incluso no bastaría con que lo fuera, tal vez si mi rostro estuviera oculto tras una capa de polvos blancos para traerme palidez, mi cabello batido y cayendo en cascada sobre mis ojos, o mis botas alucinantemente llenas de broches, hebillas e imperdibles, además por supuesto de una horma gigantesca; recién ahí, tal vez, ellos me podrían mirar como semejante, pero los más genuinos me respirarían, adivinando que no hay ningún ritual sangriento en mi haber, al menos ninguno hecho adrede.

La No-Helden ya no existe.

Me acordaba con un amigo, exaltados los dos, de esa discoteca wave en el centro de Lima. No puedo recordar mayor adrenalina en mi cuerpo, cuando una vez estando en la cola para entrar, bajaron los metaleros para sacarle la mierda a los vampiros; patadas van mentadas vienen, las botas militares y las botas góticas se agitaban en una retahila desordenada de piernas, todo esto bajo la densidad de la música grave que acercaba su rumor hasta la calle en medio de la grisura limeña; fue todo muy confuso, gritos trasvestidos, conchatumadresmaricóndemierdaposerocojudoytuviejatambién.
Puede que no se entienda esa metalera violencia gratuita; pero si observabas a las personas que iban a la No-Helden, se entendía este odio acérrimo de los metaleros; habían muchachos delgados y frágiles con sendos peinados, travestis con ojos ennegrecidos y boca enrojecida, mujeres con capas púrpuras, hasta engrilletados había esa noche. Fragilidad, sensibilidad, individualidad; justito lo que más enfurece al frenetismo metalero.
Pero si afuera se vivía el peligro, adentro era la gloria; te recibía un espejo para mejorar el baile egotista y solitario, no habían luces maravillosas o atmósferas enrarecidas; pero lo mejor era la música y el espíritu; nadie bailaba en pareja, todos estábamos juntos, pero quedaba claro que la valía estaba en el individuo, en lo propio; y yo por supuesto bailaba feliz enchompada en verde.
Conversando con otros al llegar la aurora, la hora de los gallinazos, cuando la No-Helden cerraba sus fauces, cual vampiresa intolerante ante el día, me enteré que muchos de los chicos tan maravillosamente caracterizados, eran trabajadores, vendedores de computadoras en Wilson, obreros de fábrica, migrantes de segunda generación, todos eran parte del sistema, todos pertenecíamos al establishment de alguna manera; no se metían a alguna cueva o algún refugio a esperar que la noche aparezca exhuberante y húmeda, estas botas cuestan un montón amiga; de alguna manera se tenían que mantener los gustos.
Todos nos íbamos a nuestros destinos con el rímel corrido, con el cuerpo vibrando por tanto bailar, sólo que ellos en algún pequeño instante me parecieron tristes niños disfrazados; pero al voltear para verlos alejarse por última vez, se tornaron una vez más en espectros de ciudad.
P.D: En la foto está Clan of Xymox, un grupazo que no me abandona desde esas épocas.

18 comentarios:

zeta dijo...

Hmmm, qué puedo decir, acabo de terminar de leer y me parece un buen testimonio, corto, pero central, de ese momento, ese resumen de una salida... Debería leer sobre lo que un estudio dice, que los metaleros son gente sensible, introvertida y algo cortavenas, similares a los amantes de la música de violín y todo eso; sin embargo yo vengo porque leí en el blog de Saba sobre leer a Hegel para dormir, y claro que es distintas las respuestas a esa lectura, particularmente pienso que un dolor de cabeza infernal no te ayuda a dormir para nada; ¿será que no se entiende a Hegel porque habla en su propio idioma? O mejor dicho con su propio significado, que es casi como leer un idioma...Yo en sí apenas y he leído unos fragmentos de lo suyo, pero creo que igual, ni con los resúmenes se entiende claramente, ni hablar de sus críticas...Lo mejor para dormir es relajarse, un masaje, respirar profundo, etc., lo que sea, claro, menos leer este blog, que es bueno y te despierta...Suerte con la chompa verde.

Miss Julia dijo...

No dudo que los mataleros son gente sensible, pero el frenesí de una buena pateadura es demasiada tentación, más aun para los sensibles. Un abrazo zeta, espero poder alguna vez no dormirme con Hegel.

Imberbe_Muchacho dijo...

anda!! tu tambien ibas a la NO - Helnde? no era NUEVA HELDEN? O HELNDE a secas? la verdad yo fui una vez con un amigo que me llevo porque me juro que alli iba a escuchar a un grupo que tocaba heroes del silencio...peor me mintio
No recuerdo si fui a ver a Dolores Delirio ahi o en otro sitio...peo bueno me falla la memoria

Miss Julia dijo...

Claro pes Imberbe, al Vampiro's también, que estaba buenazo. La NO-HELDEN fue NEW Helden y No helden, hasta que finalmente no fue más nada. Pucha me han dado ganas furiosas de bailar.


El kaos tambiéne estaba por ahí, tocaban Dolores Delirio y demás amigos.

Agustin dijo...

Saludos para ti, y gracias por acercarme a tu espacio. Tu relato me ha gustado, supongo que ya leiste uno que tengo por ahi:

http://salvatiereii.blogspot.com/2007_09_01_archive.html

Otro lugar que me trae mas recuerdos de aquellas noches limenas es el "Bauhaus" tengo algunos textos mencionandolo. Al "No Helden" lo agarre en plena onda Subte.....

Estoy algo alejado de mi blog, pero vuelvo enseguida....

Muchos saludos para ti...

Agustin

Anónimo dijo...

me alegra que expreses tus experiencias, yo te cuento que cuando comenze a ir a No Helden en plena epoca de terrorismo con toque de queda y bombas... fue una epoca de la PU TA MARE... hasta hy ne dia creo que la CULTURA no morira, espero que abran un nuevo local pero por mi zona... recuerdo que la chata johana sanmiguel paraba sentada en el solari frente al bix piz con su pelo recontra azabache... en esa epoca no habia tantos micros ni combis...la madrugada era nuestra y de los milicos que nos correteaban para la leva... que buenos tiempos.... saludos JZ

Anónimo dijo...

UN DETALLE SI TU EDAD ES DE 28 AÑOS COMO LO DICE EN TU PERFIL, COMO HAS PODIDO CONOCER LA NO HELDEN , ACAZO ENTRASTE DE 6 O 7AÑOS DE EDAD :s??????

Miss Julia dijo...

Jajajaja, perspicaz anónimo, pues, creo que la no-helden se convirtió en la nueva helden en algún momento; yo fui en la época de la universidad con mis amigos sanmarquinos, como en el 2002 masomenos; fácil antes era mucho más paja aún, cuéntame de ella si la conociste en sus buenos tiempos.

Jose Daniel dijo...

Julia lamento decirte que estas equivocada, a donde tu bajaste fue La Flecha, mal llamada "Nueva Helden" que quedaba ubicada en jr. chota, otra historia muy distinta en referida a la NO HELDEN que quedaba ubicada en Jr. chincha y que no tiene ninguna relacion con la inicialmente mencionada. Saludos.

Jose Daniel dijo...

Julia lamento decirte que estas equivocada, a donde tu bajaste fue La Flecha, mal llamada "Nueva Helden" que quedaba ubicada en jr. chota, otra historia muy distinta en referida a la NO HELDEN que quedaba ubicada en Jr. chincha y que no tiene ninguna relacion con la inicialmente mencionada. Saludos

Unknown dijo...

Es cierto que mucha gente que iba a la Helden (y que en general, era de la movida) de día tenía vida normal y eran gente normal (poses)... porque el punk (y todas sus derivaciones musicales y de estilos de actitud y de look) en Lima para mucha gente fue una moda; sin embargo pegó fuerte... tuvo mucha consistencia y perdura hasta nuestros días (en la mente y en el corazón de muchos) porque tuvo como soporte, precisamente, toda la musicaza que disfrutamos (hasta ahora).

Pero a pesar de ser para muchos sólo una moda pasajera... para bien o para mal, a muchos la movida nos cambió la vida y nos dejó un sello...una marca que ya no se ve en las otras personas (generaciones) que vinieron luego, y esa marca es UNA ACTITUD.

Y es que, ene sa época, hubo mucha gente que de hecho no era tan normal como aquellos que se lookeaban sólo para tonear de noche: somos un montón de gente los que hicimos de la cultura underground una forma de vida que, GRACIAS A DIOS aún conservamos; y estamos aquí y en todas partes... como semillas disperas cada cual germinando en su pedazo de suelo y cada cual dándole a ese espacio, su propia IDENTIDAD 80tera pero, creo sin temor a equivocarme, evolucionada de acuerdo a los nuevos tiempos y a la madurez propia del paso de los años.

Hay gente que ahora está sanforizada, almidonada y estirada y que ya se olvidó de esos ameneceres que llegaban y nos sorprendían chupando ron con coca cola toneando con los parlantes o simplemente sentados bajo la llovizna afuera de la Helden (agg!!! qué asco me da la gente que entierra sus raíces o sus orígenes... bajo la fachada de una vida cool & nice... como si toda la vida hubieran sido rich & famous!) pero en fin... felizmente... somos muchos los SOBREVIVIENTES que aún conservamos intacta la ACTITUD; aún 27 años después (como en mi caso).

Clao! de algo hay que vivir... y a veces me tengo que poner terno y corbata y tengo que sonreir estúpidamente a idiotas que no conozco (la chamba!) pero eso no me impide ver el mundo y seguir cuestionándolo agriamente (como otrora años), gracias a tanta porquería que se vé por todas partes... todo el tiempo, porque la verdad es que estamos peor que antes; no porque haya terrorismo o hiper-finflación... sino porque ahora algo muy malo sucede: ahora (creo, más que nunca antes) la gente no piensa; sólo consume... sin procesar bien, como comida que pasa sin masticar.

Y eso está muy mal.

Ahora ya nadie parece sentir asco por la descomposición moral de nuestra sociedad: pero claro! ahora todos tenemos tarjetas de crédito y hay más centros comerciales y podemos ir de compras... y tenemos autitos y hasta nuestro propio Miami en "Eisha" (ja ja já!) y todos somos más felices (sic) pero en el fondo... estamos peor porque la gente no cuestiona.

Como diría en aquel tiempo Wicho: "...la gente no se da cuenta que camina sobre ruinas"... sólo que ahora las ruinas son sociales y más aún, mentales y obviamente... culturales.

A veces... lo único que quiero es patear la TV o la asquerosa radio y escuchar buena música, bailar contra un parlante, cerrar los ojos y luego al abrirlos... ver que todo lo que vivimos e hicimos en los 80s con nuestra música, con nuestras vivencias no fue por gusto.

"Uno no es ninguno... dos ya son algunos" (recuerdan ese estribillo?): así que quiero creer que al menos, todos los que lateamos (entre bombas, tombos, coches bombas, apagones, toques de queda, etc) la Lima Underground de los 80s tenemos la misión de enseñar a pensar a la gente... sobre todo a la generación más chibola, que cada vez está más perdida y desconectada de lo que en realidad le sucede al país.

Un abrazo a todos la gente de la movida... y larga vida a la buena musica.

Unknown dijo...

Por cierto: la Helden (bueno la única que conocí) fue la que estaba en el Jr. Chincha 121 - Cercado de Lima (a dos cuadras de 28 de Julio). Fue algo así como la continuación de la No Disco que estuvo antes en Mirflores (esa no conocí) pero nunca supe de otra Helden.

Yo estuve en la movida hasta el 87 y luego viajé por un tiempo y cuando regresé años después ya la cosa se había enfriado... pero, ¿existió otra Helden?... ¿¿¿¿¿?????.

Jules dijo...

No era la Helden ni la No Helden, la que yo mencioné, lo siento, años después y al leer a gente de esa movida debo admitir que nunca pisé la NO Helden, al parecer era otra.

Fredy Maravi dijo...

"Conservo a estos ojos tratando de penetrar a esos muros sordos
Observo a mis pies danzando como la penúltima vez y,
Esta memoria se la tiene para sí
Por no dejar de abrazar aquel recuerdo; No Helden.

Autor: Fredy Maraví-R21/10/12

Anónimo dijo...

Hola, me gusto lo que haz escrito, pero lamento decirte que hay una confusion, asisti a la NO HELDEN por anos y nunca vi una pelea afuera contra metaleros, mas solo una adentro, no considero al la gente que asistio vampiros ya que estarias hablando de otra movida, aparentemente parecida, la mayoria de la gente venian de buenas zonas y eran estudiantes del franco peruano, villa maria, universidades catolica , Lima etc de esos tiempos gente culturalmente de vanguardia, con inclinaciones artisticas, poeticas, etc.
un abrazo!

Anónimo dijo...

Para el hermano heldeniano UNKNOWN de set 26, estoy totalmente con el despues de 27 anos , vivo en el extranjero mas de 20 anos y no puedo tolerar la basura del television y los programas chicheros de Peru los de cable del extranjero tambien son basofia , es muy cierto muchos de nosostros tratamos de mantener una vida cool y hay que sonreirle a la sociedad cuando por dentro no morimos por regresar a caminar a esas pistas con nuestras hordas y cagarnos de risa con nuestros amigos metiendonos una chelita, y ver al topo y drusso hacer de la suyas en la pista de baile, para mi fue entrar a otra dimension laprimera vez que fui, perdi la sensacion del tiempo , los sonidos llegaban alucinantemente retardados como si me hubiera metido una sobredosis de alguna droga, vivia esperando los viernes para ir a la NH ya que los sabados la encontraba mas monse, es cierto la gente casi no se hablaba en la cola, pero habia tanto en comun entre el uno y el otro, gracias a Dios estamos conectados recordando momentos en facebook, creo que nadie estaba de acuerdo con la situacion social y economica de los ochentas por eso que me tuve que largar del pais, para buscar chamba tenia que lidiar con 50 perssnas de las mejores universidades, la chamba estaba bajisima y despues entro clinton a cagar mas la economia mundial, se extrana la cultura subte de Lima. Todos aquellos que fueron a NH los veo como ciudadanos
que han logrado muchas cosas con el alma indominable, pero han sabido encaminar la energia de una forma positiva, creo que todos eramos curiosos a otras culturas tambien y a la vanguradia.
Nunca vi trasvestis tampoco, en este nightclub creo que todos eran bien machos o mach o menos , sino venia el topo y les sacaba la M

Anónimo dijo...

Palabras epicas que me gustaria ponerlas en un cuadro dicho por el sabio hermano UNKOWN:

"A veces... lo único que quiero es patear la TV o la asquerosa radio y escuchar buena música, bailar contra un parlante, cerrar los ojos y luego al abrirlos... ver que todo lo que vivimos e hicimos en los 80s con nuestra música, con nuestras vivencias no fue por gusto."

Anónimo dijo...

Asu me puso nostálgico tu relato, tengo 36 años y no fue a la Helden como cronologcamente podrán entender pero sí fui a La Flecha en Quilca y luego a Vampiroz, Brujos y Noctulus. No sé cuál fue mejor, si la primera generación o la segunda pero lo que sí es que nos une esa alma ochentera. La Flecha era lo mejor para tonear, las previas en el Queirolo y de allí a la disco peregrinando por Quilca hasta llegar a la Alfonso Ugarte, es verdad que los metaleros a veces bajaban a hacer la bronca pero eso era parte de la adrenalina, jamás olvidaré los conciertos de Dolores Delirio y Mar de Copas, lo que vino después, cuando cerró La Flecha, ya no fue lo mismo pero nadie nos quita lo bailado, saludos amigos nostálgicos y ochenteros.